Canalización de energía- Tai Chi – Buscando el equilibrio

TAIJIQUAN 太极拳

La práctica frecuente del TaijiQuan mejora el estado físico general del organismo y proporciona una vigorosa energía para el trabajo personal.

Las características generales del Taijiquan residen en moverse con suavidad y lentitud de forma circular, exigiendo una gran concentración. Se necesita combinar de manera armónica las partes superior e inferior del cuerpo, distinguiendo con claridad lo laxo de lo tenso en él. El Taiji requiere actuar con continuidad y circularmente, moverse a una velocidad equilibrada y arquear los ángulos de movimiento del cuerpo. Toda la acción se realiza de forma fluida y continua, como si se moviera una nube o como el agua que corre en un río.

Con los maestros de la Escuela Superior de Artes Marciales Wudao aprenderás las técnicas del TaijiQuan y encontrarás el equilibrio que necesita el Jedi para avanzar.

Estilo Chen 陈氏太极拳

  • Permite la adherencia, “ciñéndose” más fácilmente una vez se esté en contacto con el oponente.
  • Incrementa la sensibilidad del tacto (Ting-jin).
  • Se sigue mejor, así que se puede dedicar más tiempo a conocer el jin del oponente y determinar la propia respuesta.
  • Evita que la fuerza del oponente se transfiera a tu cuerpo, y hace ineficaz el jin del oponente.
  • Hace más fácil el cambio a otras posturas.

Estilo Wudang 武当太极拳

Este sistema de ejercicios internos fue creado por el maestro taoísta Zhang Sanfeng. De pequeño ya mostró interés por el Taoísmo y por las artes marciales. En su juventud encontró un maestro y más tarde fue a vivir al templo del Gallo Dorado donde el taoísta Hou Long Zhenren le transmitió el Dao. Después paso a residir a las montañas de Wudang y allí se cultivó para perfecionarse. La leyenda afirma que llegó a vivir 300 años y nadie sabe cuando murió. Solo se sabe que desapareció en las montañas cuando el emperador Yong envió 3000 soldados para buscarle.

Estilo Yang 杨氏太极拳

La acción del Taiji quan se desarrolla mediante movimientos circulares y conectados que siguen a los del adversario y estos movimientos recuerdan el símbolo del Taiji. Sus principios se recogen en lo que se conoce como los clásicos del Taijiquan, donde se formulan sus principios de lucha y acción interior en clave de Yin y Yang, Las Cinco Fases o Wuxing, la Alquimia Interna (Neidan) y el Libro de los Cambios (Yijing).