LOS SIETE ESTILOS DE LUCHA CON ESPADAS DE LUZ

FORMA I -SHII – CHO

 SHIICHO

La forma I, o shii-cho, es la más antigua de ellas y la primera que evolucionó a partir de la antigua disciplina de la esgrima.

Se le denomina también como “la forma de la determinación” o “el camino del Sarlacc”. La forma I enseña los movimientos básicos de ataque y parada, y se centra en los objetivos del cuerpo humanoide: flanco izquierdo, flanco derecho, cabeza y piernas. No importa si vuestro cuerpo es esférico, segmentado o serpentino; si podéis manejar una espada, podéis dominar la forma I.

La forma I es la base en la que se cimientan las demás formas. No es la más adecuada para rechazar disparos de bláster ni para duelo a espada láser, pero es una excelente forma multiusos con la que podéis contar en el fragor del combate. Por ello tendréis que demostrar dominio de esta forma antes de proseguir.

 

Durante las clases llevareis a cabo secuencias, que son rápidas series de movimientos que efectuareis contra un oponente hasta que uno de los dos se dé por vencido diciendo “¡Solah!”. Durante estas competiciones, también puede obtenerse la victoria mediante un golpe que desarme o shiim. Éste inflige una herida superficial al contrincante y puede obligarlo a soltar el arma o provocarle un entumecimiento pasajero en uno de sus miembros. Debido a que la espada de entrenamiento es incapaz de atravesar los cuerpos, esta es la única marca de contacto que aprenderéis por ahora. El ejercicio diario se centra también en repeler los disparos de un dispositivo remoto de entrenamiento, lo que os prepara para la forma V, en caso de que elijáis especializaros en este estilo.

Pese a ser maestro de armas Jedi, he de subrayar que la agresión nunca será parte del camino Jedi. Aún más fundamental que la forma I es la forma cero: encontrar una solución pacífica a todo problema al que os enfrentéis. Tal y como dijo el juez celestial Culoph Tython, “las mejores hojas no salen de sus vainas”.

FORMA II – MAKASHI

MAKASHI

La segunda forma clasica de combate con espada láser, el Makashi, también se conoce como la forma de contención o camino de los Ysalamiri, nombre de una curiosa criatura del Borde Interior. Éste es el estilo preferido para los duelos entre espadas láser, y es la mas elegante de las siete formas tradicionales.

El Makashi se basa en la precisión en los golpes y un juego de pies bien equilibrado. Aquel que practica la forma II mantiene ambos pies añineados, uno detrás del otro, y avanza o retrocede sobre ese eje, evitando los saltos y los movimientos acrobaticos de la forma IV. Es un estilo de una sola mano, por lo que sus adeptos prefieren usar espadas bien equilibradas, entre las que se incluyen las variantes de empuñadura curvada.

Un duelo en la forma II termina de forma rápida y exitosa al penetrar en las defensas del adversario tocando una marca de contacto o asestando un golpe que lo desarme.

 

Los duelistas expertos son especialistas en dos marcas de contacto. Sun djem les permite quitar la espada al adversario mediante rápidos movimientos giratorios, o bien golpeando y quemando los dedos del enemigo. Shiak consiste en estocadas rápidas y penetrantes consecuencia natural de esta postura.

Los duelos en la forma II son una tradición respetada entre aquellos maestros que han alcanzado los honores de maestro de esgrima. Cada año, durante la fiesta de Medio Curso, los maestros de esgrima realizan una exhibición de sus habilidades en el patio exterior del templo Jedi. Los duelos, caracterizados por la solemnidad de su saludo inicial, continuan hasta que todos loscontendientes han caído desarmados o bien se rinden.

El uso de la forma II experimento un resurgimiento durante la última guerra, cuando los caballeros Jedi se enfrentaron a ejercitos Sith armados con espadas. Los ataques fluidos y fintas del Makashi proporcionaron una ventaja crítica durante estos duelos a muerte. Pocos Padawan han elegido estudiar la forma II en los años siguientes a la derrota de los Sith en Ruusan, puesto que las posibilidades de encontrarse con un enemigo que porte una espada láser son ya prácticamente nulas. Sin embargo considero que la forma II es la mas disciplinada de todas y sigo recomendando encarecidamente su aprendizaje.

FORMA III – SORESU

SORESU

La tercera forma, Soresu, también conocida como forma de la resistencia o camino del Mynock, es la expresión definitiva de la defensa. Se dice que sus maestros son inmunes a cualquier forma de ataque.

Se recomienda a aquellos que deseen estudiar la forma II que antes practiquen mucho la meditación, puesto que el Soresu es la forma mas orientada al interior. Debeis convertiros en el apacible ojo de la tormenta mientras los enemigos se arremolinan alrededor.

La forma III es el estilo ideal para interceptar disparos de Blásters, y es común entre los exploradores y otros Jedi que pasan temporadas en el Borde. Un Jedi solitario puede aguantar la emboscada de veinte enemigos armados mediante la meditación móvil. En este estado de iluminación, un Jedi puede percibir las posicionesd e cada enemigo y los movimientos necesarios para interceptar cada disparo. Como esta técnica (el “circulo protector”) es un estado precognitivo, su uso prolongado puede abrir la mente del Jedi a visiones futuras.

 

Por lo tanto, cuando un Jedi se enfrenta a un solo enemigo armado con un bláster, lo aconsejable es responder con un golpe deflector. Esta técnica consiste en detener un rayo y desviarlo, lo que ofrece al Jedi una oportunidad para avanzar antes de que el atacante pueda realizar un segundo disparo. Los rayos puden devolverse por el mismo vector del qu eprocedieron, pero un movimiento de smejante precisión es mas común en la forma V.

Cuando se emplea la forma III para luchar contra otro enemigo armado con una espada, un jedi deberia concentrar sus movimientos en el espacio cercano a su cuerpo, evitando barrer al enemigo o arremeter contra él. De este modo se crea una fuerte coraza defensiva que dificulta las estocadas directas por parte del enemigo. Aunque esto conlleva que un maestro de la forma III sea incapaz de organizar un contraataque. De todos modos la defensa minimalista mantiene las reservas de energía del Jedi al mismo tiempo que drena las del adversario. Un enemigo fatigado acabara rindiendose eventualmente, por loq ue la victoria del maestro de la forma III puede darse por segura.

FORMA IV – ATARU

ATARU

Ataru es la cuarta forma que se enseña en el templo. También se denomina forma de la agresión, o camino del Halcón-Murcielago. Como es de esperar con un nombre semejante, los movimientos cinéticos requieren que su practicante se mantenga de modo casi constante a la ofensiva. No recomiendo su estudio a los Padawans, cuya efervescente energía juvenil casi siempre se traduce en una pobre ejecución de las cadencias de la forma IV.

Para los no entendidos, la forma IV e suna serie de saltos y piruetas acrobáticas cuyo estilo es perfecto para los Jedi que poseen el talento de mejorar su velocidad y resistencia física a través de la Fuerza. Aún así se trata de una forma agotadora y es mejor emplearla en ataques cortos pero devastadores. Por ello, si no se logra penetrar las defensas del adversario pese a los repetidos esfuerzos, lo mejor es retirarse del combate.

Los movimientos del Ataru son numerosos y están relacionados con la técnica de la “caída de la hoja”, muy popular durante la guerra más reciente contra los Sith. Entre ellos destaca el “salto del Hálcon-Murcielago”, combinación de un ataque sorpresa y una retirada veloz que deja al enemigo sin capacidad de reaccionar. El “enjambre de espadas” consiste en dar numerosos golpes cortos que obliga al adversario a adoptar una postura defensiva.

 

Para realizar cualquiera de estos movimientos, el practicante de la forma IV debe dominar el juego de piernas del su ma. A diferencia de otras formas mas arraigadas, el Ataru requiere que el Jedi use todos los ejes de movimeinto en el espacio tridimiensional mediante la combinación del jung su ma, un giro rápido; el ton su ma, un salto lateral; y el en su ma, una voltereta lateral. Un Jedi experimentado se sirve de los tres movimientos en conjunción con la Fuerza para saltar mas alto y golpear mas rápido de lo que los oponentes puedan reaccionar, además de mantener la actividad de los músculos fatigados hasta el final del combate.

La forma IV es mas efectiva en combate singular. En caso de luchar contra varios enemigos, Un Jedi necesitará por lo menos simular que está en guardia, y en tal caso es mejor recurrir a la forma VI, a menos que se sea un autentico maestro del Ataru.

FORMA V – SHIEN / DJEM SO

SHIENdJEMSO

La quinta de las formas tradicionales es la llamada forma de la perseverancia, o camino del dragón Krayt. Sus dos aspectos, shien y djem so, pueden ser dominados por igual por un practicante de la forma V, pero la mayoría de los Jedi muestran una preferencia por uno u otro, del mismo modo que la mayoría de nosotros tenemos una mano predominante con la que preferimos empuñar la espada.

La forma V es la mas exigente a nivel físico de todos los estilos de combate. En tanto que la forma IV requiere velocidad y agilidad, la forma V necesita vigor físico. Los Jedi que no posean la habilidad natural para superar a sus oponentes en este sentido deberían considerar el estudio de otra forma. Y a la inversa, los Jedi de gran complexion y musculatura imponente tienen en la forma V una elección coherente, en particular requiere menos agilidad que las otras formas.

Esta forma surgio a partir de los esfuerzos de los maestros Jedi que consideraron qu ela forma III, Soresu, no ofrecia las suficientes oportunidades para generar un contraataque. A partir de esta idea desarrollaron el shien, “barrera de filos”, crea un tunel de energía  de espada láser que hace rebotar el fuego enemigo en todas direcciones para inflingir el máximo daño.

 

 

EL djem so sigue la misma filosofía de devolver al enemigo su ataquepero esta optimizado para el combate entre espadas láser. SU movimiento característico es la réplica fluida, qu epermite desviar un ataque por contundente que sea e iniciar un contraataque inmediato. El énfasis del djem so sigue radicando en la fuerza física, con golpes violentos, como la “caída de la avalancha”, un golpe cuyo objetivo es quebrar armaduras que pueden penetrar cualquier defensa.

Dada la dependencia de esta forma en la dominación del adversario, en ocasiones se ha considerado una disciplina poco apropiada para un Jedi. Pero aquellos que quieran alcanzar el equilibrio entre sus aspectos mas intimidatorios y el uso compasivo de la Fuerza pueden llegar a superar incluso a sus maestros de armas.

FORMA VI – NIMAN

NIMAN

Niman, también conocida como la forma de la moderación o el camino del Rancor, es la sexta forma tradicional de combate con espada láser. En el lenguaje coloquial se le suele llamar la “forma de los diplomáticos”, puesto que es el estilo preferido por los cónsules Jedi que no han decidido hacer carrera en el combate.

La forma VI es el mas equilibrado de todos los estilos. No estan preciso como la forma II, ni tan defensiva como la forma III, n tan cinética como la forma IV, ni tan domnante comola forma V, pero la forma VI toma algo de todas las demás para crear un híbrido eminentemente práctico.

 

La mayoría de los maestros de armas no consideran que el Niman sea un estilo demasiado exigente. Si bien es cierto que sería casi imposible que un adepto de la forma VI derrotase en un experto en el Makashi, eso no significa que el estilo no sea útil para enfrentarse a dlincuentes y maleantes. Por eso resulta de fácil aprendizaje para los cónsules Jedi, que dedican gran parte de su tiempo al estuio y al mantenimiento del orden.

Para compensar el enfoque relajado en los aspectos más ligados a la esgrima, la forma VI fomenta la integración de los poderes de la Fuerza en el combate. Dos movimientos notables son el de “acercamiento”, mediante el que un Jedi atrae al enemigo hasta el alcance de su sable, y el “empuje cortante”, con el que el impacto de la Fuerza de un Jedi empuja al enemigo tras herirlo. EL manejo adecuado de estas herramientas permite a un maestro de la forma VI imponerse sobre un grupo de enemigos e ir eliminandolos uno a uno.

El Niman es también el estilo de combate asociado con el uso de dos espadas. El arte de empuñar una espada en cada mano se conoce ampliamente como “Jar´Kai”, tal como lo llamaban los espadachines Yovshin. La forma VI actúa como una base para esta práctica tan desafiante. Aquellos que deseen incorporar una segunda espada pueden optar por usar un shoto en la mano menos hábil, ya que su hoja mas corta permite desarrollar un mayor abanico de movimientos. La técnica de lso Jedi que poseen multiples extremidades, como el maestro Skwelli del planeta Pria, que utilizaba seis espadas, es una maravilla que puede contemplarse en las grabaciones que contienen los holocrones Jedi.

FORMA VII – JUYO

JUYO

El Juyo ha existido durante miles de años, pero sigue siendo la más controvertida de todas las formas de combate y por ello la mayoría de vosotros no tendréis necesidad alguna de aprenderla. Al Juyo se le conoce como el “camino del Vornskr”, aunque creo que la describe mejor su nombre alternativo, el de “forma de la Ferocidad”.

Impresible y despiadada, la forma VII requiere que un Jedi ataque bajo el instinto de una pasión controlada. Este aspecto es el que ha causado mayor consternacion en el seno de la Orden, puesto que la correcta ejecución del Juyo presupone en apariencia la violación de uno de los preceptos esenciales del Código: No hay emoción; hay paz.

 

Sin embargo los maestros de la forma VII no se libran ciegamente a la emoción. En lugar de eso, canalizan su confusión interna hacia una forja mental, que proporciona la pasión para alimentar los golpes furiosos y contundentes. Un autentico experto mantiene esas emociones confinadas en la forja. Los practicantes menores de este arte corren el riesgo de dejar correr sus emociones durante la batalla, lo que nubla sus intenciones y los arrastra hacia la ciega ira de un ataque de rabia mas propio del lado oscuro.

Por esta razón la practica del Juyo esta restringida por el consejo. Solo acepto a un reducido grupo de estudiantes cada año, a los que selecciono de acuerdo con mis criterios personales. Jamas consentire el uso extendido de esta forma tras la última guerra Sith, cuando el Juyo se convirtio en el catalizador de la deriva de los Jedi hacia la ignominia, conduciendolos incluso a la sedición al unirse a las filas de los Sith.

La forma VII es dificil de dominar. Sus movimientos son bruscos y caóticos, y se suceden en breves y energicos arrebatos. Podeis visualizar la secuencia de movimientos en vuestra mente mediante la practica regular, pero no estareis usando el autentico Juyo a menos que permitais que el entusiasmo, la pasión y la ira determinen vuestras acciones.

Si bien los ataques efectuados en la forma VII son capaces de atravesar cualquier defensa, incluso el bloqueo de un maestro de la forma III, lo cierto es que los que la practican  resultan vulnerables e indefensos ante un contraataque. Un combate contra multiples enemigos puede resultar peligroso, al quedar expuesto el luchador a esta vulnerabilidad durante unos instantes. Los arrastres y empujones de fuerza son igualmente efectivos para hacer tambalear una defensa de la forma VII.